Seguidores del BLoG

jueves, 3 de marzo de 2016

LA RESURRECCIÓN DE JANE 2: JUANITA, LA MEXICANA.


La resurrección de Jane 2: Juanita, la mexicana.
Por Karlos Dearma.

No les dije: Mi nombre es Jane Monroe. Nací en Laredo, en la frontera con México, justo para la época en que paso a ser parte de la Unión. Fui la única de los hermanos Monroe que vino al mundo allí. Algo casual, producto de la vida nómada de mi familia. Y es por ello que, desde pequeña, me gane el mote de Juanita, la mexicana. Suena gracioso, tal vez lo sea. A mis hermanos les gustaba molestarme con ello, lo inventaron para mí.

Al principio me ofendía (algo inexplicable), luego, y cuando me quede sola, asumí mi nuevo título con orgullo. Soy fronteriza, no tengo problemas con ello, una tex-mex rubia y desgarbada, de México y Texas al mismo tiempo, que cruzaba el río para jugar con sus amigos del sur, en la Nueva Laredo. Tequila y whisky.

Cuando quede huérfana me crié como pude y tuve que robar para poder sobrevivir. No siento vergüenza por nada de todo ello, no sabía entonces cómo era vivir la vida, y era muy niña.
Ocasionalmente soñaba con el pasado feliz, y en mis sueños evocaba la vida idílica en un rancho de pastos, una cabaña segura y confortable, rodeada de longhorns, en algún lugar de Texas, junto a mi familia. Cuando despertaba la realidad me abofeteaba: Los míos habían sido asesinados y estaba sola en el mundo. Iba a la deriva. Como una botella boyando en el ancho mar. Drifting away.

De manera ocasional algunos gringos me causaban problemas. No me reconocían como una de ellos. Les molestaba mi acento y mi aspecto de vaquero vestido a lo charro, he debido ponerlos en su justo lugar. A veces solo alcanzaba con decir una sola frase: The only good gringo is a dead gringo. Y luego mostrarles mi navaja. En otras han debido correr algunas gotas de sangre. Suele ser algo necesario.

Mi vida adulta comenzó así, haciendo justicia por mi propia mano, cuando podía. Golpeando a los malos, ayudando a los indefensos. El odio me llevo al borde de la muerte en muchas ocasiones. Es un milagro que siga con vida.

El padre Luis me lo ha dicho varias veces. Todo ese camino transcurrió hasta que lo conocí. Él es parte de mi nueva familia. Me educo en los dos idiomas y en las cosas básicas de la escuela. Lo quiero, como aun amo a mis padres y hermanos muertos, y al resto de mi nueva familia (ya les hablare de ellos). Luis fue el primero que intento apartarme de los malos pensamientos, no puedo decir que haya tenido éxito. 

Siempre le hago la misma pregunta: ¿Cómo podría perdonar a los que mataron a mi familia? Y me habla de Dios y del perdón, y de lo malo que es el rencor, pero no ha conseguido convencerme, o mejor debería decir, aun no quiero convencerme. Aunque si logro algo importante: Apartarme del camino de la autodestrucción y ponerme, sin quererlo, ni imaginarlo, en otro: El de la venganza.

También me enseño, aunque parezca increíble, a disparar un Winchester, y en eso he sido su mejor alumna, le estoy agradecida. ¿Cómo puede ser posible que un cura me haya dado un arma?

Con Luis, como con cualquier mexicano, todo es posible. 
                              
Leer capitulo nro. 1           continuará ...

Este relato participa del concurso basado en una imagen "La imagen imposible I" de "El Circulo de Escritores"

12 comentarios:

  1. Se pone dura la chamaca!
    Unos personajes fuera de lo normal.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así parece Yolanda, gracias por pasarte. Abrazo !!!

      Eliminar
  2. Se pone dura la chamaca!
    Unos personajes fuera de lo normal.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  3. Interesante relato. Me deja con ganas de conocer mas de Juanita. Muy acertada la atmósfera y los diferentes localismos de los que está trufado el relato. Cuando tengas tiempo,creo que sería interesante hacer de este relato algo más largo, pues tiene cosas que desarrollar. Suerte con el concurso, Karlos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Alejandro, tengo la idea de seguir. Quizás pronto haya mas novedades. Saludos.

      Eliminar
  4. Un relato genial, Carlos, para una realidad muy dura.
    Abrazo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias amiga, me alegra que te guste. Abrazo !!!

      Eliminar
  5. ¡Hola, Carlos!
    Me he quedado con ganas de saber más de Juanita. Me ha gustado mucho el personaje.
    Un abrazo, Carlos. Y suerte con el concurso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias amiga, tal vez tengas mas noticias pronto. Abrazos.

      Eliminar
  6. Esta Juanita acaba con el "Chapo" Guzmán. Todo el aroma de un narcocorrido. Me ha gustado mucho, Karlos. Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Fernando, me alegra que te produzca esa sensación. Abrazo!!!

      Eliminar
  7. Esta Juanita acaba con el "Chapo" Guzmán. Todo el aroma de un narcocorrido. Me ha gustado mucho, Karlos. Abrazos

    ResponderEliminar