Seguidores del BLoG

viernes, 23 de diciembre de 2016

SETI, EL EGIPCIO /// CAPITULO 145


145  LAS TRISTEZAS DE ANKH (ANKH)
Por Karlos Dearma.

El camino de regreso al delta fue tan duro como esperaba. KHAMOSE me encomendó la misión de escoltar el cadáver de mi amigo, AMUN, hasta Tanis, su lugar de nacimiento. Allí debía entregarlo a su familia, y así lo hice. Los funerales y homenajes fueron seguidos por cientos. Mi amigo era conocido y respetado. La captura del asirio lo volvió un héroe.
Volví a encontrarme con AZIRA: No pude darle ninguna explicación satisfactoria sobre lo sucedido pues yo mismo no la tenía. Nos despedimos sin conflictos. Creo que regreso a Saq.  No puedo medir su tristeza: si puedo medir la mía.

Luego de aquello conduciría a las tropas mercenarias, ahora a mi mando, hasta Avaris. 

Allí nos encontramos ahora. Estoy a punto de entrevistarme con el príncipe BEBTI. El guerrero de Mari, DUMUZI, me acompaña. 

Y no solo él. También los otros jefes mercenarios: THERA, de los escitas y ARNE, de los hombres del norte. Esperamos que nos reciba fuera de su residencia. 

Una presencia me sorprende: La hermana de faraón, la princesa CHAVI, sale a encontrarme. Un escriba la acompaña. Es AMENHOTEP, el amigo de SETI. Él es quien habla primero:

-Les agradezco a todos que estéis aquí. El príncipe BEBTI les da la bienvenida. Lamento la noticia sobre la muerte de AMUN, porque también era mi amigo, y, esta catástrofe no podía suceder en peores circunstancias. Le queríamos y necesitábamos: ¡Qué los dioses le bendigan y acompañen! La princesa tiene algunas cosas que decirles.

-Mi nombre es CHAVI, mi hermano y también yo estamos agradecidos por su llegada. Me ha encomendado hablar con vosotros, ya que la prisa es algo apremiante en estos momentos. El ejército de la Reina Naga se ha puesto en movimiento hacia el norte. Debemos actuar. El general ANTEF será su nuevo jefe. Deberéis estar con él en los cuarteles.

-Marchareis al sur pronto para intentar contenerla.

-En cuanto a ti, ANKH, el príncipe BEBTI te ha encomendado una misión de mucha importancia. Para ello te daremos todos los recursos que sean necesarios. Mi hermano considera vital buscar la ayuda de un hombre que conoces muy bien. Alguien que puede hacer que Egipto vuelva a tener esperanzas y conseguir la victoria. Un barco está listo para zarpar en el puerto y te espera.

-Supongo que no aceptarás un no como respuesta.

Sonrío. Todos me observan en silencio. Me perderé el comienzo de la nueva batalla, pero también sé que de este viaje depende el futuro de Egipto. Algo parecido a la dicha crece dentro de mi cuerpo. No me han dicho el nombre de ese guerrero pero no hace falta. Volveré a reencontrarme con un amigo, y, créanme, es algo que necesito. 

¿Acaso no imaginan quién es? Se los diré: SETI de Abydos.

continuará ... 


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada