Seguidores del BLoG

sábado, 16 de mayo de 2015

EL AMOR ... ESE PERRO DEL INFIERNO /// Capitulo I


El Amor… ese perro del infierno --- Capítulo I
Por Karlos Dearma.

Hay pocas cosas en este mundo que pueden ser tan letales como una rubia; solo tal vez una morena bien puesta y Rebeca Meyers era una de ellas. A aquella amarga conclusión llego Richard “Ringo” Callahan, amarrado y amordazado como estaba a una silla en la cual lo había sentado la traición. Ahora recibía los golpes de puño de un matón llamado Vince Clarke y los papeles se habían invertido: Callahan recordaba cómo había sido él quien le rompió la boca durante una redada para luego enviarlo tras las rejas.

Vince se entretenía golpeándole de a ratos mientras esperaba la llegada de su jefe: Un mafioso llamado Nolan. Walter Nolan era un ex convicto novio de la susodicha Meyers (detalle que el detective Richard Callahan ignoraba cuando la conoció en un bar de Kansas City), fugado recientemente de la cárcel a la cual lo había enviado el mismísimo Callahan.

Su situación era difícil pues su vida pendía de un hilo bastante corto. Las golpizas de Vince le tenían debilitado: “Ringo” Callahan, a pesar de ser un tipo duro, era de carne y hueso, y los mismos comenzaban a lacerarse y agrietarse.

Aun así no perdía su sentido del humor:

-Dime Vince: ¿Qué le paso a tus dientes?-Le dijo, mientras intentaba sonreír olvidando el dolor y un hilo sanguinolento de baba le escapaba por una de las comisuras de sus labios. Ofendido, Clarke le respondió:

-¿Con que tienes sentido del humor? Te lo quitaré niño bonito.-Comenzó por atizarle un golpe en la boca del estómago para luego golpearle varias veces en la cara. Ringo no pudo soportar el dolor y quedo inconsciente.

 Vince le sacudió con desconfianza, Callahan no se movía; fue entonces cuando temió haberle matado: Su jefe no estaría feliz con eso.

Richard, sin desvanecerse por completo, cayó en un estado de ensoñación. En sus sueños aparecía Rebeca, hablándole dulcemente y dándole caricias suaves, besándole y haciéndole el amor; lo cierto es que se había enamorado de ella y eso lo había perdido. 

En su sueño se lo reprochaba, odiaba su estupidez de novato prendado, tanto como para caer en una trampa, tanto como para acuñar una ingeniosa frase y repetirla una y otra vez: “El Amor… ese perro del infierno.”

Un asustado Vince se le acerco a la cara y le abofeteó, intentando reanimarle sin resultado. Antes de que pudiera tomar distancia, Ringo revivió golpeándole con una patada certera en los testículos. Clarke cayo hacia atrás con cara de estúpido sorprendido, chocando su cabeza contra una pared, deslizándose por ella y quedando atontado en el piso. El dolor debe de haber sido intenso.
Callahan saboreo su victoria pero esta le duro muy poco. 

Por la puerta de la habitación hizo su entrada Walter Nolan del brazo de Rebeca y otro par de sus hombres. Nolan, enfurecido, ordeno a sus hombres comenzar por “limpiar” el lugar:

-Saquen al idiota este de aquí.-señalando a Vince.-Cárguenlo en el baúl del Chevrolet, llévenlo hasta las afueras y péguenle un tiro: ¡Estoy harto de sus estupideces!

Clarke pidió clemencia de rodillas y a los gritos pero Walter no tenía un día bueno. Los hombres le arrastraron fuera de la estancia y desaparecieron. Nolan se volvió en dirección a Callahan y le observo satisfecho:

-Eres un pillo Richard pero tus días de suerte se acabaron. Te mataré. Antes iré trozando tu cuerpo en pedazos y disfrutaré viéndote sufrir. Luego les daré a mis cerdos de tu carne.
-¿Acaso quieres matarles de una indigestión?-

Callahan sabía que su sentido del humor no le ayudaría pero no quería dejar pasar la oportunidad de enfadar a Nolan.  Y lo consiguió.

-Muy bien gracioso. Empezaré ya mismo a cortarte.-Walter fue hasta una mesa y tomo una sierra. Rebeca pareció enfurecer:

-¿Qué crees que haces Walter? ¡Mátale de una vez! ¿Por qué no le pegas un tiro y ya?
-¡Cállate zorra! ¡Lo haré a mi manera! ¡Vete de aquí, te veré más tarde!
-¡Eres un estúpido! Podríamos liquidarlo y largarnos de una puta buena vez a  tomar champagne y echarnos un polvo. ¡Siempre tienes que arruinarlo todo haciéndolo a “tu manera”, ya me tienes cansada! ¿Acaso eres tan perdedor que no te das cuenta cuando has ganado? ¡Míralo: Es un hombre muerto!-luego hizo un largo silencio meneando la cabeza y camino hacia la puerta para, desde allí, lanzar una última sentencia-:¡Adiós, par de idiotas!

Rebeca miro a Callahan una vez más y salió de la casa lanzando maldiciones. Nolan quedo callado, pensativo. Ringo lo observaba de reojo, herido como estaba, pensando en que tal vez eran sus últimos minutos sobre la Tierra. 

También hizo de filósofo: No esperaba que le tocara el cielo, seguro iría al infierno; muchas veces su padre, un pastor de la iglesia metodista critico de sus excesos, se lo había dicho.

Finalmente Nolan volvió en sí. Saco su revólver, comenzó a reír a carcajadas y le apuntó:

-¿Sabes qué? La puta tiene razón, adiós Callahan.
-Volveremos a vernos en el infierno, Nolan.

Ringo se incorporó en la silla como pudo y volvió a sonar en su cabeza dolorida una frase repetida: “El Amor… ese perro del infierno.”

El disparo estremeció las paredes de la casa. 

Leer Capitulo 2 ...

16 comentarios:

  1. Muy buen comienzo, Karlos. Con todo el aroma del mejor noir. Y con Bukowski has tocado una de mis fibras literarias sensibles. Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que bueno Fernando. Bukowski es uno de mis faros también. Abrazos.

      Eliminar
  2. Qué bien, nueva saga!! :))

    Un comienzo espectacular, Carlos. Ya nos irás contando...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Me ha encantado, una de gangster. Genial, seguiremos leyendo. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Un comienzo de historia excelente Carlos, bien ambientado, sórdido, tipico de novela negra.
    Felicitaciones.
    Abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Ricardo, bueno que te guste. Abrazo.

      Eliminar
  5. Esplendido inicio.... te sigo.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  6. Huele a novela negra, muy buenos ingredientes para esta historia que, en su primera entrega, la dejas en el punto ideal para que la curiosidad quede sembrada.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si que huele, no se si se transforma en novela, veremos. Abrazos amiga y me alegra que te guste. Gracias por comentar. Abrazos.

      Eliminar
  7. Este "Ringo" está hecho un buen Casanova, fue la perdición de Peter "Largo", ese hombre que murió dos veces. Gran inicio de relato noir, con este personaje de armas tomar. Seguiremos esta saga.
    Saludos, amigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Callahan es un seductor con tendencia a meterese en problemas, bien noir. Je. Gracias Edgar, Abrazos.

      Eliminar
  8. Que bueno Carlos me ha gustado mucho, esperare impaciente por mas....!!
    Saludos XD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Genial Virginia, gracias y pronto novedades. Besines.

      Eliminar