Seguidores del BLoG

lunes, 28 de septiembre de 2015

RESPETA A LOS MUERTOS


The resurrection of Jane: Respect the dead*   (*La resurrección de Jane: Respeta a los muertos.)
Por Karlos Dearma.

Hundida en las profundidades de mí mente estaba aquella inmensa llanura. Lo sabes bien: Todo es más grande en los recuerdos de la niñez. 

En mis memorias de aquel día, el crepúsculo la pintaba de manera caprichosa, con su paleta de amarillos, rojos y anaranjados.

Todo el paisaje semejaba un océano de pastos secos, salpicado de rocas y algunos arbustos pequeños,  azotado por el Sol decadente del verano. Hasta un tiempo después, cuando aprendí a pronunciar la misteriosa palabra, no la llame Texas.

Íbamos hacia el norte, en nuestra carreta,  conversando y cantando; los hombres a caballo, guiando un rodeo de vacunos en dirección a Abilene. Allí subirían el ganado al ferrocarril rumbo al Este, y se ganarían una buena suma de dinero. 

O eso era lo que esperaban mis padres. Nunca llegaríamos. Lo que sucedería en esa travesía marcaría el final de mi niñez, y el comienzo de mi existencia como una maldita.

El mundo es un lugar cruel, en donde la maldad cabalga libre, a la búsqueda de incautos e inocentes, para darles alguna de sus estudiadas zancadillas. Eso fue lo que sucedió con mi familia.

Recuerdo el asalto, sus rostros, y acciones; lo guardé todo en mi memoria hasta el día de hoy. Un grupo numeroso de jinetes sucios, haciendo ladrar sus armas con aullidos de plomo; gritos de dolor, y, al final, algunos pedidos de clemencia. 

No hubo piedad con nadie. Me dieron por muerta y cuando todo termino era la única que quedaba con vida. Fue su error.

Cuando los ruidos cesaron, salí como pude de bajo una pila de cadáveres: Todos mis hermanos estaban muertos, la banda había desaparecido. 

No lloré, busqué otra cosa y la encontré: Una Colt. Era una niña pero sabía cómo usarla, y caminé. Caminé buscando a mis padres. Entre todos aquellos rostros sin vida los hallé. Y también a un hombre. Uno de los asesinos se había quedado rezagado, intentando quitarle su anillo de oro a uno de los caídos.

Amartillé la Colt, y fui por él; quería respuestas. Cuando estuve lo suficientemente cerca sintió mi presencia y alzo la vista para mirarme.

-Niña. Será mejor que bajes ese revólver: Vas a hacerte daño.

-Deja a ese hombre en paz y ponte de pie.

No me hizo caso. Tengo a Dios por testigo. Cuando quiso sacar su arma, le disparé. Dio una vuelta en el aire y cayó, levantando una nube de tierra. 

Le observé. Cuando el polvo se disipó vi a un hombre de rostro desencajado, con el pecho manchado de rojo carmesí, mirando al cielo.

Un momento después se movió. Aún respiraba, pero con dificultad. Intentó arrastrarse para alcanzar su pistola y devolverme la ofensa, no lo dejé. Recordé algo que me dijo mi abuelo. Una de esas enseñanzas que no se olvidan y siempre se cumplen,  y la repetí en voz alta:-¡Respect the dead!*

Cuando volví a jalar del gatillo, un grupo de longhorns asustados salió en una estampida y ya nada volvió a ser igual; estaba sola en el mundo y había matado a un hombre.

continuará ...

Escrito para el círculo de escritores. Edición: RELATOS DE COWBOYS (El Extraordinario Oeste) 




27 comentarios:

  1. Genial comienzo para lo que promete ser, la consecución de una venganza...
    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Muy bueno, me gustó el escenario que le diste y la fuerza de la pequeña que en vez de amilanarse, saca fuerzas de su desgracia. Genial relato Carlos! Saluditos!

    ResponderEliminar
  3. Buenísimo relato. Has tocado el tema de las caravanas y el transporte de ganado, y eso es ten típico de las novelas del oeste como el saloon.
    Además la historia va a continuar, lo que nos proporcionara excelente lectura vengativa. Bravo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, la caravanas y los asaltos. Gracias por pasarte amigo, Abrazo.

      Eliminar
  4. Como ha dicho Oscar, has usado de manera muy acertada lo que era también un elemento clásico del oeste: las caravanas. Y sí, también eran habituales los asaltos a las mismas, dejando regueros de sangre. Me ha gustado la narración, y por lo que veo has disfrutado con ella si te has animado a continuarla en otro momento. ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Realmente lo disfrute, y espero continuar con la inspiración. Saludos José y gracias por pasar y comentar.

      Eliminar
  5. Estupendo relato. Me ha gustado muchísimo la fuerza de la pequeña protagonista. ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Soledad, y tienes razón. Elegí como protagonista a una niña, que supongo se transformara en una vengadora de temer. Abrazo:)

      Eliminar
  6. Muy buena historia. El principio narrado poéticamente no hace sospechar la crudeza del viejo Oeste.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, es cierto. La historia se oscurece de a poco. Gracias, me alegra que te guste. Saludos.

      Eliminar
  7. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  8. En una escena, estupendamente narrada, has logrado crear todo un personaje, protagonista de una trama westerniana ejemplar. Continuaremos la historia de esta joven pistolera en busca de venganza.
    ¡Abrazo, compañero!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Abrazo amigo, gracias por comentar. La venganza es uno de mis temas favoritos. Hasta pronto.

      Eliminar
  9. Fantastico relato! Me parece genial que quieras continuar la historia, asi puedes participar tranquilo, que cuando te inspiras no puedes dejar de escribir :p está perfecto para el to be continued ;) Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Elena. Coincido en todo con vos. Lo disfrute y me pareció que daba para mas capítulos la historia. Ya me ocuparé. Abrazo :)

      Eliminar
  10. Me ha encantado, y me ha gustado más que tenga continuación.
    Genial relato, redactado con el estio del lejano oeste. Muy bueno.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias María. Espero pronto poder seguir con la historia. Te mando un abrazo :)

      Eliminar
  11. Genial relato Carlos Me ha gustado mucho. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Mercedes por compartirlo, me haces feliz. Abrazos:)

      Eliminar
  12. Muy bueno y se adivina que las venganza será terrible.
    De nuevo la venganza y el odio como motor.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, de nuevo. Debe ser que me gusta mucho el tema. Creo desde "El Conde de Montecristo". No es la primera vez que me ocupa, amiga. La venganza es uno de los grandes temas de la literatura, y también del cine. ¡De la vida! ... gracias por comentar y me alegra mucho que te haya gustado la historia. Abrazo:)

      Eliminar
  13. Un fantástico relato, lo expresas de forma muy vívida y ágil. Enhorabuena

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Chari. Me gustan este tipo de historias. Me alegra tu visita para comentar. Saludos :)

      Eliminar
  14. De modo que esto continúa eh. Un buen comienzo para una historia más larga, pero también un buen relato independiente. Una intensa historia narrada con intensidad. Una niña que mata a un hombre tras perder a toda su familia, lo que hace que su niñez se desvanezca de un plumazo. Genial, como siempre.
    Un abrazo, Carlos.

    ResponderEliminar
  15. Un abrazo Ricardo, gracias por tus loas y comentarios. Quizás pronto haya mas novedades, je.

    ResponderEliminar